¿PROBLEMAS DE TIROIDES O ANSIEDAD?

toroideLa tiroide es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello justo arriba de la clavícula, la cual se encarga de producir y regular las hormonas. Sabemos que las hormonas pueden provocar cambios significativos en el peso, alterar los niveles de energía y el estado de ánimo normal, de quien padece de una alteración en la tiroide.

Habitualmente, no es posible ver ni sentir la glándula, sin embargo, si aumenta de tamaño provoca un abultamiento en el área del cuello denominado bocio, en cambio, otras afectaciones tiroideas pueden no provocar un bocio visible.La hormona tiroidea generalmente controla el ritmo de todos los procesos en el cuerpo, si existe demasiada hormona tiroidea toda función del cuerpo tiende a acelerarse causando un hipertiroidismo el cual puede ser causa de hiperactividad, taquicardia, nerviosismo, crisis vasomotoras, irritabilidad que puede confundirse con crisis de pánico o episodios de manía o hipomanía. Por este motivo, muchos psicólogos y psiquiatras mandan exámenes de laboratorio, para así descartar cualquier problema en la toroide, antes de diagnosticar a un paciente con depresión, ansiedad o condiciones similares. En cambio, hablamos de hipotiroidismo cuando la glándula disminuye la actividad de la toroide provocando cansancio, sueño, desgano, dolores de cabeza, problemas de memoria y de concentración, al igual que disminución de la libido sexual, pudiendo confundir estos síntomas con la depresión.

Existen ciertos factores de riesgos que pueden provocar una alteración en la tiroide, entre los cuales mencionamos algunos:

Historial de enfermedad tiroidea en la familia: Si los familiares más cercanos han tenido afecciones tiroideas, el riesgo de padecer enfermedad tiroidea aumenta.

Tabaco: Si es o ha sido fumador, tiene más riesgo de desarrollar una enfermedad tiroidea autoinmune

Ingesta de yodo: Si su dieta no contiene suficiente yodo o, a la inversa, si utiliza yodo o suplementos de herbolario, puede tener más riesgo de desarrollar este problema.

Ciertos fármacos y tratamientos médicos aumentan el riesgo de desarrollar problemas de tiroides.

Estrés intenso: Sucesos significativos en la vida, tales como una muerte o un divorcio, o estrés físico intenso tal como el producido por un accidente de tráfico, pueden desencadenar la enfermedad tiroidea autoinmune.

Es por por ello que brindamos algunas recomendaciones para prevenir cualquier alteración en la actividad de esta glándula:

1-Si ya un médico le ha diagnosticado una alteración de toroide, tome los medicamentos recetados y siga todas las indicaciones de su médico.

2-Algunos alimentos que tienen alto contenido de yodo son, los alimentos derivados de la soya, alimentos ricos en fibra, suplementos de hierro, calcio, y los mariscos. De igual manera, es recomendable usar sal sin refinar en lugar de sal refinada, ya que ésta, aunque tenga yodo, carece de oligoelementos.

3-Realizar ejercicios físicos como caminar, no solo disminuye las tensiones y la ansiedad, sino que son de suma importancia para mejorar el metabolismo.

Si ya le han hecho pruebas para conocer la condición de su toroide, y todo ha salido normal, o más bien, han comprobado que tiene un problema en la misma, nuestras técnicas le ayudaran a mantenerse relajado (a) y disminuir sus niveles de ansiedad, más fácilmente. Para más información sobre cómo funciona nuestro programa, por favor haz CLIC AQUI

Referencias:
Johana Espinoza, Psicóloga (Centro de Tranquilidad). Dr. Juan Carlos Galofré, Especialista del departamento de endocrinología y nutrición de la Universidad de Navarra. Ladenson P, Kim M. Tiroides. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007

2 Comments

  1. claudia maria escobar   •  

    Hola como estan yo estoy operada pues yo no tengo la tiroides y los malestares son bravos que puedo hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *